martes, 19 de junio de 2012

TRUCHA A LA NORMANDA



Sidra, crema fresca, marisco... Normandía es famosa por su arte culinario y sus excelentes productos de la tierra. Esta preparación utiliza algunos de estos ingredientes típicos, para elaborar una salsa que va a servir para cubrir las truchas, antes de cocerlas en el horno.



Pescado de río de la misma familia que el salmón, la trucha tiene una carne fina y muy sabrosa. Fácil de cocinar, entra en la composición de numerosas recetas: meunière, en filete con almendras, a la acedera o "a la normanda".
Sidra, nata, marisco… Normandía es muy conocida por su arte culinario y por sus excelentes productos regionales. La preparación "a la normanda" utiliza algunos de estos ingredientes típicos para ligar una salsa que servirá para cubrir las truchas antes de meterlas en el horno en una bandeja para gratinar o en papillote.
Esta salsa se hace con chalotas y mejillones cocidos a fuego lento en vino blanco (originalmente sidra), a la que se añade la nata. Las truchas, una vez cubiertas con esta mezcla, se espolvorean con cebolla frita y con perejil antes de meterlas en el horno. Una receta aromática que puede completarse con champiñones y que se degusta con un vino blanco seco de Touraine o con un Vouvray de notas más complejas.

Preparación: 20 minutos - Cocción: 30-45 minutos
Para 6 personas

• 6 truchas limpiadas y vaciadas por el pescadero

Salsa:
• 3 chalotes
• 40 g de mantequilla
• 1,5 litro de mejillones
• 2 vasos de vino blanco
• 45 cl de crema fresca

Presentación:
• 3 cebollas
• 1 ramillete de perejil triturado
• Sal y pimienta con molino

1. Pelar los chalotes y cortar muy fino antes de pasarlos por la sartén con mantequilla, durante unos minutos. Añadir los mejillones, el vino blanco, y dejar cocer todavía 5 buenos minutos, moviendo. Quitar las cáscaras y reservarlas.
2. Recuperar este jugo de cocción filtrándolo con un colador fino. Verterlo en un cazo y completar con la crema fresca, y luego calentar a fuego medio y dejar reducir unos 5 minutos. Salpimentar al gusto.
3. Precalentar el horno a 220°C (ter. 7-8). Colocar las truchas en una plata unas junto a otras. Pelar y cortar fino las cebollas antes de repartirlas por el pescado. Añadir los mejillones y cubrir con la salsa a la crema.
4. Enhornar durante unos quince minutos, el tiempo que dure cocer las truchas, y espolvorear con perejil picado, antes de servir.

Acompañamiento propuesto: patatas al “vapor” y arroz perfumado como el basmati.
Vino aconsejado: un blanco seco de Touraine, como el Touraine-Mesland o un Vouvray con notas más complejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario